JESÚS CURIÁ

“Las esculturas de Jesus Curia suscitan algo más que un placer puramente estético. Podemos analizar su obra racionalmente y destacar la calidad de sus texturas y de sus pátinas, la rotundidad de sus formas, las atrevidas combinaciones de materiales, el juego con el espacio, el movimiento o el hieratismo, pero en su caso, el resultado final es infinitamente superior a la suma de las partes. Jesús Curiá consigue que sus esculturas tengan un especial magnetismo, un halo de misterio que nos atrae y que responde a las vibraciones más profundas de nuestra alma.”
Pepa Quinteiro, Crítica de Arte.